A examen: alternativas de transporte en la gran ciudad

Tantas son las alternativas de transporte en las ciudades que lo complicado muchas veces no es saber dónde ir, sino conocer la forma más rentable y eficiente de hacerlo.

Tantas son las alternativas de transporte en las ciudades que lo complicado muchas veces no es saber dónde ir, sino conocer la forma más rentable y eficiente de hacerlo.

A examen: alternativas de transporte en la gran ciudad

Y las cifras son sorprendentes. Desde el patinete hasta el car sharing. Del coche eléctrico a las profundidades del Metro. Ver la ciudad a través de las grandes ventanas del autobús o desde el interior del casco de una moto compartida. Las opciones para desplazarse en los últimos años están creciendo a toda velocidad. Si, a más de 50 Km/h que es la velocidad máxima permitida para trayectos urbanos. No es ninguna exageración. Tanto que ciudades como Madrid ya son consideradas como auténticos laboratorios de movilidad a nivel mundial. El banco de pruebas de cualquier nuevo medio que quiera revolucionar el transporte. Por haberlas las hay de lo más ingeniosas, pero no es el momento de comentarlas sino de buscar solo las más rentables.

Jorge Morales de Labra las ha encontrado, después de echar muchas cuentas, y ha contado todas las conclusiones en el programa Madrid Directo de Telemadrid. La principal es que, sin contar el transporte público, que es de lejos siempre la opción más económica, todo depende de la distancia que se recorra cada día. No es lo mismo vivir en el centro de la ciudad que un barrio de la periferia. Eso sin olvidar que también es una cuestión de tiempo, y no meteorológico.

La forma más rentable en tiempo y dinero de moverse en la ciudad para trayectos cortos son, sin duda, los servicios de moto compartida.

A examen: alternativas de transporte en la gran ciudad – Madrid Directo de Telemadrid (29 de marzo de 2019)

Así, para trayectos cortos de unos 10 kilómetros diarios todo haría pensar que lo más barato para moverse en la ciudad, tras el transporte público, serían los patinetes que han ocupado las aceras, ¿verdad? Pues no es así. Increíble, pero cierto. Puede costar hasta 300 euros al mes para cubrir esa distancia. La clave está, precisamente, en el tiempo de utilización. Cobran por minutos. Para trayectos más cortitos bien, pero 10 Km diarios ya son demasiados. Incluso es más caro que tener un coche en propiedad, ya sea eléctrico o de combustión, incluyendo el coste de adquisición, seguro, multas, impuestos, mantenimiento y hasta combustible si es necesario. 263 mensuales para un utilitario sencillito. Rápida y ágil, la mejor opción, por tanto, es la moto compartida: 144 euros. No hay más que echar un vistazo al tráfico para comprobarlo.

Para recorrer distancias de 30 kilómetros lo más eficiente es el coche en propiedad. Casi la mitad de económico que el car sharing.

La cosa empieza a cambiar un poco para quienes hagan desplazamientos medios de unos 30 kilómetros al día. No es tanto si se piensa bien. En ciudades como Madrid sería cualquier recorrido dentro de la M-40. Aunque el abono transporte sube a la tarifa B1, sigue siendo el rey, mientras que otras opciones, a priori económicas, empiezan a pesar en el bolsillo. 500 euros para el coche compartido que ya cuesta casi el doble que uno eléctrico en propiedad. Sorprendente, pero es lo que dicen los números para este tipo de trayectos. Y lo mismo sucede al compararlo con el coche de combustión. A mayor diferencia de kilómetros más a favor del coche eléctrico. Exactamente, 100 euros más de ahorro al mes.

Tener en propiedad un coche de combustión para recorrer más de 80 kilómetros diarios cuesta el doble que hacerlo en uno eléctrico también de uso privado

A examen: alternativas de transporte en la gran ciudad – Madrid Directo de Telemadrid (29 de marzo de 2019)

Sin embargo, la distancia media diaria recorrida en España es algo mayor. Lo más normal, son trayectos largos de 50 kilómetros. Es el momento de saber lo que cuesta de verdad tener un coche de combustión en propiedad. Algo de lo que en muchas ocasiones no se es plenamente consciente y que puede sorprender a muchos. ¡Más de la mitad del salario mínimo se va directamente por el tubo de escape! Sí, 486 euros al mes y la opción tampoco es ya el car sharing que sube a más de 700. Por el contrario, el precio del coche eléctrico también aumenta un poquito, pero en mucha menor proporción que el resto de alternativas. 300 euros al mes. Así que es el momento de plantearse no solo cómo es la forma más eficiente de moverse en la ciudad sino, también, el modo más económico de hacerlo. Solo hay que echar cuentas.

¿Cómo afectarán los aranceles al coche eléctrico? - Julia en la onda de Onda Cero (18 de junio de 2024).

¿Cómo afectarán los aranceles al coche eléctrico?

El coche eléctrico está arrancando con velocidad y ahí es donde empiezan a surgir los problemas. Europa ha anunciado aranceles a todos los que vengan de China y eso puede tener consecuencias. Afortunadamente hay soluciones.
Excepción ibérica: ¿cómo funciona el tope al gas?

Excepción ibérica: ¿cómo funciona el tope al gas?

Desde el 2019 el precio de la luz no solo no ha parado de crecer, sino que además en los últimos años lo ha hecho de forma casi exponencial. Por eso, había que tomar medidas, pero ¿cómo funciona el tope al gas?