Coronavirus y precio de la luz

Tenemos energía para todo esto y mucho más, pero ¿cómo afecta el coronavirus al precio de la luz? Más barata y menos contaminante.

Tenemos energía para todo esto y mucho más, pero ¿cómo afecta el coronavirus al precio de la luz? Más barata y menos contaminante.

Coronavirus y precio de la luz

Todo ha cambiado. En tan solo siete días se han transformado los hábitos de vida, las costumbres y, sobre todo, la forma en la que se consume. Sin embargo, nos sobra la energía para todo esto y mucho más. Los datos están ahí, pero son solo el reflejo de una transformación más profunda. Solo ha hecho falta una semana de confinamiento para darse cuenta que la emergencia sanitaria del coronavirus ha disparado la demanda de muchos servicios esenciales con las Telecomunicaciones a la cabeza. El trafico de datos por internet ha crecido en un 80% y España es ya el segundo país de la UE con mayor volumen. Videollamadas, streaming, juegos online, … ¡hasta por volver han vuelto las llamadas a través del teléfono fijo! Y eso sí que es la mejor muestra de la magnitud del cambio. Aún hay más.

El descenso de la demanda ya se ha dejado notar en el mercado mayorista con una caída de precios que se espera llegue al recibo de la luz con un ahorro del 10% para quienes estén acogidos a la tarifa oficial

Ahora, más que nunca, se necesita energía en las casas. No hay problema, la hay de sobra. Más barata y menos contaminante. De hecho, la demanda de electricidad, aunque crece en los hogares, cae por el cese temporal de la actividad industrial y comercial. No es fácil cuantificar el efecto conjunto, dado que el consumo doméstico es muy dependiente de la temperatura exterior por el consumo en climatización. No basta comparar una semana con otra. Habrá que esperar un poco más ya que esta época del año se caracteriza, precisamente, por la oscilación térmica. Solo hay que asomarse a la ventana para darse cuenta que el tiempo cambia prácticamente todos los días, ¿verdad?

Lo cierto es que prevemos que la crisis del COVID-19 conlleve una disminución en el consumo global de electricidad al ser el peso de las empresas mayor que el de las familias, pero tal y como ha explicado Jorge Morales de Labra en La Sexta Noticias Fin de Semana, podría tener consecuencias en el recibo de la luz. Positivas, eso sí.

Coronavirus y el precio de la luz – La Sexta Noticias Fin de Semana (22 de marzo de 2020)

De hecho, la caída de la demanda ya se está dejando notar en el mercado mayorista. Precios más bajos y una mayor presencia de renovables en el proceso de producción. La primera fuente de energía que entra en el sistema y la más económica. A menor demanda, mayor será su proporción. Tiene una pega: no todas las familias verán cómo ese descenso de precio de la luz se traslada a su recibo. Dos de cada tres usuarios en España tienen un precio fijo para la electricidad y, por tanto, no se van a beneficiar del descenso en los precios mayoristas, que irá directamente a incrementar el beneficio de su compañía suministradora. Tienen solución, cambiar a una tarifa variable: ya sea la tarifa oficial (PVPC) ofrecida exclusivamente por las compañías tradicionales o pasarse a una modalidad similar ofertada por otras independientes, como es el caso de la Cristalina de Próxima Energía.

Además, el consumo de combustible se ha desplomado hasta en un 13% aunque algunas estaciones de servicio aseguran que las ventas se han reducido a la mitad

Así se añadirán al 33% restante de las familias que sí van a notar un gran impacto en su factura. De hecho, ya lo llevan notando meses. Sus facturas de enero y febrero, por ejemplo, han sido un 10% más baratas que las de los mismos meses del año anterior. A los niveles de precios actuales se espera que en la de marzo se sume un 10% de descuento adicional. Es decir, si en 2019 por estas fechas su recibo de la luz era de unos 66 euros, el de enero y febrero ha rondado los 60 y el próximo que reciban en casa debería estar en torno a los 55. Ahorro importante, sin duda y cuando más se necesita.

El problema es que la mayor parte de la gente desconoce si su tarifa es fija o variable. Ahora es fácil comprobarlo: solo hay que coger las últimas facturas y compararlas con las del año anterior. Si los importes son similares o incluso mayores, tenemos la tarifa incorrecta y hay que cambiarla lo antes posible.

Se necesita más energía y más barata que nunca para hacer frente a la emergencia sanitaria del coronavirus. Desde Próxima Energía os mandamos toda la necesaria.

Los precios de la luz (en plural)

El de la tarifa oficial, el que dicen en la televisión y otros medios de comunicación, el que aparece en las facturas y el que ofrecen las apps del móvil… Estos son los precios de la luz, pero ¿con cuál quedarse?

Los 7 imprescindibles del ahorro en calefacción