Para la carga diaria de tu coche suele bastar con el cable que te viene con el coche conectado a un enchufe convencional que te permitirá recargar cada hora entre 13 y 20 km. Ten en cuenta que un coche medio en España recorre de media menos de 40 km diarios, por lo que en promedio necesitarás poco más de dos horas cada noche para cargarlo.

Si además quieres cargar en centros comerciales, oficinas, hoteles y otros establecimientos comerciales, que normalmente cuentan con cargadores de mayor potencia, más rápidos, necesitarás comprarte un cable adicional (que suele costar más de 200 €) dado que estos puntos no suelen incorporar cables de carga.

El tipo de conector (igual en ambos extremos) dependerá del modelo de tu coche. Los más comunes son el tipo 1 (SAE J1772) y el tipo 2 (Mennekes).

Para cargas más rápidas, típicamente electrolineras en carretera, que te permitirán recargar más de 300 km cada hora, no necesitarás cable adicional, dado que estos puntos sí que llevan siempre incorporados los cables que necesitas.

Deja una respuesta